magazine

En esta sección encontrará información de temas relevantes sobre, salud, medicina ocupacional y más…  

Dr. Hender rangel.
Director Médicos Integrales Medinte
r

El sars-cov-2 (covid-19), se ha convertido en la mayor amenaza que la humanidad enfrentara en este siglo, dado su velocidad de propagación y el alcance mundial que lo tipificó como pandemia por la oms en marzo del 2020.  No solo afecta la salud física de manera considerable, su mayor estrago lo realiza en la salud mental de la población en general y en el bienestar de los pueblos y naciones que se han visto afectadas gravemente por esta crisis.

Absolutamente todos hemos enfrentado en mayor o menor grado las respuestas comunes que una pandemia producen a la población en general entre las que se incluyen:

  1. Temor a enfermarnos.
  2. Evasión a los centros de atención médica, por el riesgo de infectarse durante la atención médica.
  3. La incertidumbre de perder el ingreso para mantenernos, en los casos que ser empleados, por no poder trabajar durante la cuarentena radical.
  4. La angustia de quedar socialmente excluidos, al poder ser enviados a centros colectivos de atención en el caso de ser contagiados. Imaginar cómo seríamos tratados por nuestros familiares, amigos o vecinos en el mismo caso.
  5. Sentir la impotencia de no poder proteger de manera absoluta a nuestros seres más queridos y/o a perderlos en el caso de que sean contagios por el virus.
  6. El distanciamiento sentimental que se genera directamente por el distanciamiento social y el régimen de cuarentena.
  7. El aburrimiento, la soledad y la sensación de desamparo que se produce en el aislamiento.

El estrago a la salud mental dependerá, de las capacidades individuales de responder ante el temor o miedo, generando en los casos graves episodios de ansiedad, o ya para el tiempo trascurrido trastornos de ansiedad.  En los casos de manejo inadecuado de la tristeza, la depresión hace mella en la salud, tanto física como mental.

La necesidad de buscar ayuda especializada se hace necesaria, apoyarse en redes digitales de soporte comunitarias o familiares resultan útiles para el manejo, en tiempos de aislamiento.  No descartar la necesidad de uso de medicamentos para sobrellevar las crisis y evitar consecuencias mayores en la salud.

Dr. Hender rangel.
Director Médicos Integrales Medinte
r

PROVIDENCIA ADMINISTRATIVA Nº CJ-060-2020

En fecha primero de julio del año 2020, el  instituto de prevención, salud y seguridad laborales (inpsasel)  dicta la providencia en cuestión con el propósito de establecer los criterios para la certificación y acreditación de programas de bioseguridad para la prevención y control del riesgo biológico por exposición al virus sars-cov-2 (covid-19), en las entidades de trabajo públicas, privadas y mixtas en el territorio nacional, presentado ante ese instituto por organizaciones y/o empresas públicas, privadas o mixtas dedicas al área de seguridad, salud y afines.  Lo que puede interpretarse de primera mano, que son estas empresas que las deben presentarla ante este, según el articulo nº1, de dicha providencia.  Los que hemos estados presentes ante inspecciones de este, sabemos las respuestas de sus ejecutantes en relación a las dudas y los vacíos razonables, que cada norma, ley o regla puedan tener.  Por lo tanto,  debemos contemplar que si la empresa posee un servicio de seguridad y salud laboral propio, esta deberá apegarse a esta providencia y actualizar sus programas de seguridad y salud en el trabajo y en el momento que se especifique donde presentarlo y cuando, poder realizar el procedimiento.   No es un secreto ni desconocidos por muchos el gran vacío,  que ha mantenido este instituto a través de los años para acreditar y certificar, tanto a profesionales, como a empresas, añadiendo las deudas de las mismas,  a los programas de seguridad y salud en el trabajo de las empresas a nivel nacional. Esto no impide, que una empresa pueda ser sujeta a sanción o multa ante su incumplimiento.  Además, que hay  una obligación por parte del empleador de la ejecución de una plan de contingencia contra el virus sars-cov-2 (covid-19), que ya ha sido declarado como pandemia, generando un factor de riesgo biológico para cada trabajador o trabajadora,  en mayor o menor grado, según el nivel de riesgo de exposición.

Esta providencia establece la creación de una comisión científico –técnico,  para la certificación y acreditación de dichos programas de bioseguridad, la cual estudiara, analizara, evaluara, aprobara y emitirá certificación a los mismos.  Para ser consideradas las certificaciones y acreditaciones, los programas deberán ser sometidos a 5 criterios:

  1. Criterio de orden político – legal.
  2. Criterios de orden económico – social.
  3. Criterios de presencia o no de conflictos de intereses.
  4. Otros sobrevenidos o de otra índole a que hubiere lugar.

Aunque, en el desarrollo de su articulado, se contemplan  criterios adicionales, como: epidemiológicos, técnico – metodológicos, temporales y territoriales.  Algo importante que mencionar con respecto a estos últimos, es la uniformidad que quiere lograrse en los programas de bioseguridad, por lo que se debe desarrollar su contenido, estructura y formatos adoptando una metodología homónima a la establecida en la norma técnica programa de seguridad y salud en el trabajo (nt-01-2008), contemplando, en tal sentido:  alcance, campo de aplicación, responsabilidades, descripción del proceso productivo, identificación del proceso de trabajo, política de bioseguridad para la prevención y control de los riesgos biológicos en el trabajo y su declaración, planes de trabajo para abordar los procesos peligrosos con acciones en la fuente, en el medio ambiente, formalización del compromiso de hacer cumplir los planes establecidos en el programa de bioseguridad y mecanismos para su evaluación y auditoria.

La acreditación no supera los 12 meses y en cualquier momento la comisión podrá revocar su certificación y acreditación, si observara una alteración de la propuesta original, o se desviará del ámbito de aplicación territorial para cual fue acreditada.

Quedamos bajo la expectativa del proceso de recepción de los programas de bioseguridad, por parte de este instituto y los tiempos de respuesta para la entrega de acreditación y certificación.

El titulo III de la (NT-03-2016), en su artículo nº26, detalla el tipo de evaluaciones de salud periódicos, que deben realizarse todos los trabajadores, en donde especifican: pre-vacacionales, post- vacacionales,  egreso y aquellos pertinentes a la exposición de los procesos peligrosos o factores de riesgo.   El articulo nº27, especifica la evaluación de salud de ingreso que responda a las condiciones derivadas de la evaluación del puesto de trabajo y deben ser el inicio de la vigilancia de la aptitud integral para el trabajo, a los fines de prevenir accidentes de trabajo y enfermedades ocupacionales. 

El articulo nº28, desarrolla la necesidad de la evaluación de egreso, y la importancia de permitir establecer posibles alteraciones en la salud entre el momento de ingreso y el de egreso. Las evaluaciones pre-vacacional y post-vacacionales, están detalladas en los artículos nº29 y nº30, respectivamente. La primera deberá realizar 15 días hábiles antes de salir de vacaciones y la segunda 15 días hábiles luego de su reintegro.

Norma técnica (NT-03-2016) norma del servicio de seguridad y salud en el trabajo, establece en su  artículo n°31: los servicios de seguridad y salud en el trabajo deben realizar evaluaciones de salud especiales a los trabajadores y trabajadoras, asociados y asociadas cuando:

Numeral 5: cuando se presente una contingencia en el trabajo que pudo generar o no daños a la salud de los trabajadores y trabajadoras expuestos.

El SARS-COV-2 (COVID-19), se ha convertido en la mayor amenaza que la humanidad enfrentará en este siglo, dado su velocidad de propagación y el alcance mundial que lo tipifico como pandemia por la oms en marzo del 2020.  Considerándolo como una contingencia y  factor de riesgo biológico a los que todos estamos expuestos en mayor o menor grado.  Aplica entonces este numeral para la realización de evaluaciones de salud especial para todos los trabajadores, que se encuentra en el trabajo durante la cuarentena social, y para los que se reincorporan luego del aislamiento.

Es importante rescatar acá el sentido preventivo y de control,  que inspiran la realización de cada una de estas evaluaciones, que buscan asegurar la salud y bienestar biopsicosocial de los trabajadores y trabajadoras. Por tanto, contemplar la necesidad de pruebas de laboratorio adicionales que orienten sobre procesos de infección aguda, para cada una de ellas, como por ejemplo la realización de una hematología completa y una proteína c reactiva. Los protocolos de bioseguridad para la prevención y control de infección por SARS-COV-2 (COVID-19), incluyen su realización.

Estos períodos de cuarentena, que varían entre amplios, radicales, flexibles, etc.  No eximen de la obligatoriedad de cumplimiento de las evaluaciones de salud, que contempla esta norma.  Muy por el contrario, estas se convierten en la mejor estrategia para garantizar una población sana y evitar brotes dentro de los centro de trabajos.  Por lo que adicionar la realización de estudios en los post- vacacionales, de manera temporal,  se convierte en  una necesidad.

Como trabajador de tienda de alimentos y comestibles, estás en la primera línea de contagio de la nueva variante de COVID 19, que según estudios es más contagiosa que el virus original, llevarse las manos a la nariz, la boca o los ojos, después de manipular artículos, dinero en efectivo o mercancías que tocaron clientes, podrían contagiarte. Las posibles fuentes de exposición incluyen el contacto cercano y prolongado con un cliente.

Toma algunas precauciones como:

  • Evita llevarse las manos a la nariz, la boca o los ojos después de manipular artículos, dinero en efectivo o mercancías que tocaron clientes que posiblemente estén contagiados.
  • Recuerdele a la persona que esté pagando, mantener la distancia como a los otros clientes que están en cola para cancelar, no permita aglomeraciones en la caja.
  • Exígele al dueño o encargado de la tienda, Instalar paneles divisores con algún tipo de abertura en la parte inferior de la barrera de protección en las líneas de caja
  • Limpie el mesón en la caja entre cliente y cliente con líquido desinfectante, si algún cliente protesta por la espera, explíquele que es por bien suyo y el de el.
  • Desinfecte sus manos con gel antibacterial o alcohol aunque use guantes, cada vez que reciba un pago tanto en efectivo como con tarjeta.
  • Mientras esté en la caja, mantener puesta la mascarilla correctamente y de ser posible usar visera de protección.
  • Exija que la empresa cumpla con las normas de bioseguridad vigentes.
  • Una vez terminado su turno, retire su mascarilla y guantes, deséchelos, limpie la visera si la usa con alcohol y lave las manos con agua y jabón, si regresa a su puesto de trabajo utilice una nueva mascarilla.

La nueva variante es más contagiosa que el virus original, recuerda siempre, todas las precauciones para evitar el contagio son necesarias, cuando te cuidas tu, nos cuidas a todos.

Abrir chat